¿
image
  • Bancos
  • Casas unifamiliares
  • imageCementerios
  • Centros de enseñanza
  • imageCentros sanitarios y asistenciales
  • Destruido
  • Edificios culturales y de ocio
  • Edificios industriales
  • imageEdificios públicos, administrativos o institucionales
  • Edificios religiosos
  • Edificios residenciales plurifamiliares
  • Elementos de fachada o interior
  • Establecimientos comerciales
  • imageEstaciones de tren
  • Farolas
  • Fuentes
  • Mercados
  • Mobiliario urbano
  • Monumentos públicos
  • Parques Urbanos
  • Portales y muros
  • Quioscos
  • Torres
Donde
image
image

Este edificio, uno de los más lujosos de Barcelona, ​​fue encargado por Eusebi Güell i Bacigalupi (Conde de Güell, industrial textil y yerno del marqués de Comillas) a Antoni Gaudí i Cornet, quien inició el proyecto en los alrededores del año 1880 y lo firmó en el año 1886.
Este palacio que se levanta al lado mismo de La Rambla, en una zona que en su época era el centro de Barcelona, ​​es una casa entre paredes medianeras, adosada a otra casa que también era propiedad de la familia Güell.
La construcción se desarrolló entre 1886 y 1888, fecha que se menciona en la parte alta de la fachada, aunque la decoración no se acabaría hasta el año 1889.

La familia Güell vivió en esta casa desde 1888 hasta 1910, celebrándose en sus salones algunas fastuosas fiestas – recepciones y actos diversos – de la Exposición Universal de 1888.

Sigue siendo la residencia de los Güell hasta que en 1910 el conde abandona el edificio para ir a vivir a una casa que había adquirido dentro del recinto del Park Güell en la parte alta de Barcelona, que Gaudí también realizaba para él en aquella época.

A partir de ese momento, el palacio es habitado por la hija del conde, Mercé Güell hasta el año 1945, en que el palacio fue vendido a la Diputación de Barcelona.

Este palacio residencia de la familia Güell, fue construido con materiales de la mayor calidad, básicamente en piedra recubierta de mármol y decorada con los más delicados muebles y objetos artísticos.

El edificio es de planta prácticamente cuadrada (18 x 22 metros) y la distribución cambia en cada piso desde el sótano – antiguas cuadras – al desván, para adaptarse a sus específicas funciones: vivienda para la familia Güell, oficina los negocios, recepciones oficiales, eventos musicales, etc.

Desde el año 2004 hasta mayo de 2011 se ha estado realizando una restauración integral del edificio, a partir de un estudio en profundidad por dos universidades catalanas y realizado por el Patrimonio Arquitectónico de la Diputación de Barcelona, ​​bajo la dirección del arquitecto Antoni González Moreno-Navarro.

image